sábado, 31 de mayo de 2008

Una Opera de su tiempo

Hubo una época en la que muchos jóvenes caían como moscas. Llegaron a su final por querer probarlo todo, o por olvidarse de un presente negro, o por no tener nada que perder en un futuro igual de negro... La ingenuidad al acercarse a ese peligroso experimento se convirtió después en unas adicciones galopantes y en tragedias colectivas. Jóvenes de diferentes estratos sociales y económicos desfilaron al abismo uno tras otro. 


Entrevista de Alex Angulo a Josu Expósito



Un día como hoy del año 1992 también desfiló Josu Expósito fundador del grupo punk Eskorbuto. Su vida y trayectoria la veo como la de una persona con sentimiento, con mucho sentimiento. Que quizá se tomaba demasiado en serio sus principios, o por lo menos los hacía llegar hasta sus últimas consecuencias. Que a todo le ponía corazón, demasiado corazón. Como un Quijote de los años 80, le gustaba pelear contra imposibles barreras y que a pesar de saberlo, su interior le impulsaba a seguir con su lucha. Le tocó, me temo, vivir quizá los últimos tiempos de un romanticismo idealista.

Así como fue un auténtico fan del mítico grupo The Who, él mismo quiso emular sus óperas rock y creó la suya propia. En Eskorbuto publicaron "Los demenciales chicos acelerados", que trata sobre un político sin escrúpulos que manipula a las masas. En su vida personal la ópera la fue componiendo a golpe de vivir, de sentimiento, de lucha, dolor, incomprensión y rabia. Y para redondearla a su estilo, su compañero de fatigas y desventuras en el grupo, Jualma le acompañaría 5 meses después de su despedida.

En este décimosexto aniversario suyo, me quedo con su pasión y sentimiento, una época en la que era peligroso tener demasiado sentimiento y demasiado corazón.

Eskorbuto - Cuidado (actuación en el programa "Café Panamá")

7 comentarios:

ROBERTO MOSO dijo...

16 años después tenemos TDT y ochocientos canales, pero ver a Eskorbuto a las dos de la tarde por TV es imposible porque la música "no da audiencia", solo al parecer si se trata de "realitys".
Una curiosidad: Alex Angulo está en los dos vídeos.
Larga vida a la autenticidad y la CLASE (con mayúsculas) de la banda más honesta del mundo ("y no somos honestos")

El Conde de MonteCristo dijo...

Es lo de siempre. La balanza se desequilibra hacia lo comercial en el sentido más peyorativo del término. La TV por cable, TDT, pay per view...la cultura se reduce a los canales de cine y si apuramos a los documentales. Eso sí, cualquier cadena, por muy local que sea, tiene su programa de cocina. Paradójica tendencia justo cuando vivimos tiempos en los que la mayoría come fuera de casa y menos tiempo hay para su dedicación.

¿Acciones para esto Bruno Pekín?

Bruno Pekín dijo...

Lo realmente increíble es que hubiera un día en el que se pudiera ver a Eskorbuto a las dos de la tarde. De locos. Prefiero un programa de cocina, es más coherente. La 2 tiene un programa bastante digno de música en directo, "No disparen al pianista". No es perfecto, porque perfecto no hay nada. Bien: no lo ve nadie. Cifras ultraridículas de audiencia (si queremos lo justificamos, pero es injustificable). Lloriqueos. Tenemos lo que nos da la ganaal alcance de la mano. Hay mil canales por cuatro duros al mes, se graba con temporazidor lo que te dé la gana (para tontos, no vale lo de "es que lo dan muy tarde"). Cualquiera se puede bajar lo que le de la gana y verlo tranquilamente...pero...pero...pero, ¿qué?.
Yo no quiero a Eskorbuto a la dos de la tarde, chicos, sorry, prefiero a Argiñano, Total, no voy a ver ni a los unos ni al otro.

El Conde de MonteCristo dijo...

Mi comentario no iba dirigido en contra de los programas de cocina, sino al abuso que hacen de una fórmula y el desuso que hacen de otras (p. ej programas de música).

Tienes tu parte de razón BP, programar Eskorbuto a las 2 sería "chocante" pero a esas horas o a las 4 se ven cosas "discutibles", y no sólo en las noticias. Además, ver a Eskorbuto al fin y al cabo sólo sería ver a 3 tíos haciendo música más o menos estruendosa.

Lo que dices es relativo, porque lo de 4 duros y tienes lo que quieras, ni es tan barato ni tienes todo. El programa del pianista: alguien ha visto que lo publiciten? Ese programa fue una idea de Santiago Alcanda, periodista con trayectoria e integrante de los primeros Gomaespuma, y al de 3 programas dejó de ser director del programa por los "tiburones" de TVE que se lo cargaron por vete a saber qué oscura razón.

Bruno Pekín dijo...

Conde, soy del pensar que los programas de música en televisión no los consumimos ni los que en un momento dado los exigimos. Además del "No disparen al pianista..." (de cuyas cacicadas internas tal vez no sea responsable con toda probabilidad quien ahora lo dirija) durante años languidece en las madrugadas de la 2 el de "Los Cociertos de Radio Tres", con una programación -a mi modo de ver- impecable...con la mano en el corazón ¿cuántos hemos visto?. Y sí, creo que se hacen muy buenos programas de televisión que están por aquí y por allá, y pienso que -ya que vemos televisión- que se nos abran por treinta euros al mes canales que nos ofrecen otras cosas (¡y casi sin publicidad) es de lo más asequible.
Y a las dos: los Simpsons.

Arantza Sinobas dijo...

Yo, queridos, no quiero ver a Eskorbuto ni a las dos, ni a las tres ni a las nunca!!!
Ni, por supuesto, a otros como ellos, del pasado y del presente, of corse!
No todo lo que nos parece bueno lo es realmente.
Yo prefiero a Argiñano con los ojos cerrados,y a cualquier hora!!!
Vivan las cosas positivas, alegres, "ricas, ricas" y con fundamento!

ROBERTO MOSO dijo...

Bueno, bueno. Esto puede ser el primer gabinete de crisis del C.C.C. "No todo lo que nos parece bueno lo es realmente". Si esa frase es cierta la podríamos aplicar con especial énfasis a lo que concita millones de espectadores en prime time: furbo, Gran Hermano, Eurovisión, Todas las Salsas de Tomate...Escenas de Matrimonio. Una cosa es que las circustancias faciliten el negocio y otra es todos acabemos acatando que la mierda es buena porque la comen millones de moscas.