lunes, 17 de noviembre de 2008

Enrique Urquijo: algo más que un cliché

Coincidiendo con el noveno aniversario de la muerte de Enrique Urquijo, el que fuera líder de Los Secretos, aprovecho para reivindicar su obra y su influencia en la música pop. A riesgo de que parezca un blog sobre obituarios, creo necesario el recordar hoy aquí la figura del compositor madrileño.

Muchas veces las personas somos (me incluyo) tremendamente injustas cuando calificamos a los demás y cuando no les conocemos más si cabe. Nos quedamos en la superficie de lo que vemos y lo reducimos todo a un cliché. Por qué digo esto? Más de una vez he oído como algunas personas sólo acertaban a definirle con la única palabra que conocían sobre él: drogadicto. Afortunadamente era algo más que un drogadicto. Nada más lejos de mi intención es defender este hecho sino tratar de descubrir (brevemente) qué había detrás de ese cliché.

Buena Chica+Colgado (Los Secretos)


Como se relata en su biografía, los médicos en uno de sus últimos ingresos en una clínica le dijeron que su diagnóstico era claro: su drogadicción se debía a que era depresivo, y las drogas a su vez agravaban esa depresión. Un círculo vicioso potenciado a su vez por la adicción a diferentes pastillas resultado de los tratamientos erróneos a los que fue sometido en el pasado. Era bipolar o maníaco-depresivo y su enfermedad le llevaba a una drogadicción autodestructiva. Era una persona ansiosa y obsesiva, y cuando quería algo lo quería ya y de golpe. Así como se daba algún atracón comiendo, también así era su relación con las drogas, como pequeños suicidios.

Y No Amanece+Ojos De Gata (Los Secretos con Manolo García)


Unido a esto se encuentra un rasgo de su personalidad que lo envolvía todo: su extrema sensibilidad. Todo le afectaba en exceso, para lo bueno y para lo malo. Si además le añadimos una debilidad manifiesta para afrontar el día a día, entenderemos que podría pasar sano temporadas largas pero cuando llegaba el momento de promocionar un disco y realizar entrevistas se "quitaba de en medio". Las responsabilidades se le hacían cuesta arriba.

En el lado positivo esa sensibilidad tan acusada fue la culpable de que tuviera esa manera tan personal de componer canciones. Sin utilizar frases ni metáforas rebuscadas, sus letras nos muestran su estado de ánimo en cada momento y nos cuentan su vida a pecho descubierto. Esa valentía que le faltaba fuera del escenario, le sobraba a la hora de escribir.

No Digas Que No (Enrique Urquijo y Los Problemas)


En lo musical, sin ser un gran cantante, su voz era de ese tipo de voces que transmiten y que llegan al receptor. Como compositor su legado de canciones es amplio y de peso específico, con un denominador común: emoción. Cuando no estaba tan bien visto el mestizaje de un músico pop con ciertos géneros, su mérito y su sello distintivo fue el de adaptar diferentes estilos y traerlos a su terreno, sin importale modas ni tendencias. Primero la new wave, después con el country-rock de Gram Parsons (curiosamente con una vida similar a él) y después con la música mejicana (Jose Alfredo Jiménez, María Dolores Pradera, etc).

Ojalá Que Te Vaya Bonito (Los Secretos con María Dolores Pradera)


Un tipo imperfecto, con sus luces y sombras, que como él mismo decía tenía como labor emocionar a la gente con sus canciones. Algo más que un injusto cliché.

3 comentarios:

Javier dijo...

Un gran tipo, que murio muy joven, buen trabajo.

El Conde de MonteCristo dijo...

Gracias Javier. Un tipo que tenía un par para contarnos su vida en sus canciones y que le faltaba testiculina en su vida cotidiana paradójicamente. Y un tipo que por otra parte sufría, consciente de su problema y de que no encontraba solución o no podía.

Dealer dijo...

Bueno, lo he entendido: era un drogata, pero supersensible, ¿no?