domingo, 2 de noviembre de 2008

Una Noche En El Fútbol

Voy al fútbol desde que era un mocoso. Tantos años yendo han hecho entre otras cosas que tenga identificado a ciertos espectadores "tipo" con los que comparto (o sufro) localidad. Me atrevo a aventurar que aquel que ha ido a un estadio ha sentido lo mismo que yo alguna vez. Aquí van unos ejemplos de la fauna que acude cada domingo al fútbol.

El chistoso: este acude al partido con el espíritu de desplegar sus mejores chistes y comentarios (dudosamente) jocosos. No se sabe muy bien si acaba de salir del club de la comedia o de no te rías que es peor. Su mayor perla, su gran clásico, lo oímos cada temporada un domingo sí y otro también. Es ese que cuando sopla una ráfaga de aire frío, se gira hacia atrás con sonrisa cómplice y morro torcido, y mirando al tendido suelta:

-¡Esa puertaaaaa!
Con esa puerta te estampaba yo contra tus narices tío plasta. ¡Qué tortura!

El tocahuevos: este se caracteriza por decir lo que todos pensamos en el momento más inoportuno echando así más sal en la herida. Es especialista en incidir en lo negativo. Cuando meten un gol a nuestro equipo, estamos cabizbajos, pensativos, frustrados...Nos vienen a la cabeza múltiples pensamientos que no expresamos porque serían dolorosos escucharlos en ese preciso instante. Pero eso no importa porque allí está EL para restregarnos la cruda realidad. Nos acaban de meter un gol y nos escupe en nuestra conciencia:

-Si es que nos meten los goles con una facilidad...

Lo repite una y otra vez subiendo el volumen cada vez más, como si nadie le hubiera escuchado:

-¡Si es que nos meten los goles con una facilidad!

Me dan ganas de ponerme de pie y de soltarle, además de una ostia, un:

-Ya lo sabemos y qué, pesao.



La ametralladora de insultos: quien más quien menos que haya ido a un campo de fútbol ha insultado: al árbitro, a un jugador, a un entrenador... Principalmente acudimos a ver el partido pero si hay que insultar, pues se insulta. Pero existen otros que es al revés, van a insultar y si se tercia se animan a ver algo del encuentro. El sujeto en cuestión existe y se sienta cerca mío, no es ciencia-ficción. De 5 palabras que dice 8 son insultos, mezclados con blasfemias variopintas. Sus blancos preferidos son los árbitros. Si por algo se caracteriza además es porque no necesita de ningún calentamiento previo a modo de jugada mal pitada. Desde que se anuncia en el videomarcador el nombre del colegiado ya le empieza a insultar:

-"Casajuana Rifá del colegio extremeño"
-Extremeño tenías que ser, hijo puta.

Así, de golpe, en frío, sin haber pisado el césped el árbitro ya ha recibido el recadito. Al domingo siguiente ocurrirá lo mismo. Solamente tenemos que cambiar su procedencia y ya tenemos el insulto construído.

El enterao: está siempre a la última. Siempre viene con datos nuevos que aportar a la discusión futbolera. Si sale el tema de la cantera, su preferido, nos cuenta que el fin de semana ha visto 5 partidos de tercera regional y que hay un par de chavales que SOLO conoce él que vienen pegando fuerte y que tendrían que ficharlos ya. Que se cuestiona el sistema de juego, pues propone que se tendría que jugar con un 5-3-2 con "variable holandesa" en la delantera. Como lo de holandesa sólo me recuerda a un tipo de hamburguesa, siento que el tío se está quedando con nosotros una vez más. Los contertulios nos miramos con cara de extrañeza pensando que no tiene ni puta idea de fútbol.

El gritón impaciente: el de esta especie se caracteriza por gritar. Gritar por todo y por cualquier causa a la mínima de cambio. Sus gritos son cortos y secos, casi monosilábicos. Que mueven el balón en defensa para construir el juego, suelta a grito pelao su grito "fetiche":

-Pa' lante la ostia.

En un corner en contra, todo el equipo defiende en su propia área. Se fija en la ausencia de delanteros para una posible contra. Sin darnos apenas tiempo a que la membrana de nuestro tímpano se recomponga y vuelva a su estado natural, vocifera con toda su alma dirigiéndose al entrenador:

-¡Dos alante la ostia!

Lo peor de todo es que lo tengo justo detrás. Es como un dolby-surround con sonido THX.

Con estos especímenes son con los que hay que lidiar cada 15 días. Sin ellos el fútbol seguramente perdería algo de su encanto. No estaría de más sin embargo, que alguno nos diera una tregua de una jornada. No pido más.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola. Soy el que grita siempre lo de "Esa Puerta". Nunca pude sospechar que molestara tanto. Yo solo quería animar un poco, provocar unas risas...auyentar el fantasma de una gripe de puta madre. Pero no. Te ha faltado un prototipo: El seta que está juzgando a tod el mundo y no aporta ni color ni chistes , ni conocimientos ni ná. He dicho y por cierto:
¡ESA PUERTAAAAAAAAAA!
¡Que pasa!

ROBERTO MOSO dijo...

¿Graciosillo verdad?
Muy buena la entrada y la foto (sin jabón) cómo se nota que un partido del Athletic da para mucho...(menos para el fútbol)

El Conde de MonteCristo dijo...

Así que tú eres el que grita eso Anónimo? te aseguro que hay más aparte de tí, es una plaga. Te sientes donde te sientes encontrarás a uno. Faltan más prototipos, sólo he puesto unos pocos,sería interminable si no. Falta por ej. el que que utiliza el idioma de Shakespeare, que para eso los ingleses inventaron el fútbol. Dice "fao" en vez de "fault" y el mítico "orsai" por "offside".

Da para un tratado entero Roberto. Además, esta semana que he tenido sobredosis (Copa y Liga) ha sido como un cursillo intensivo en sociología. Esto está basado fielmente en hechos reales. Me he quedado corto porque la realidad supera con creces la ficción.

Javier dijo...

Muy bueno el post, me he reido un rato.

Por aportar algo tambien esta el tipico "gafe" o "siempre negativo nunca positivo", me explico.
Tu equipo va ganando 3-0 un partido espectacular solo quedan 10 minutos, el otro equipo ha tirado un balon al poste y el tio va y suelta "- A que nos empatan ? ya veras tu ya, estos se confian y nos empatan".

Acaba de comenzar el partido y el equipo rival solo ha hecho pasar del medio campo pero el "tio negativo" suelta "-esto pinta mal, hoy no ganamos, han salido dormidos".

Un saludo.

El Conde de MonteCristo dijo...

De eso se trataba, de reirnos un poco de situaciones que hemos vivido "gracias" a espectadores así. En el fútbol sale nuestro lado más friki y da mucho juego. Tal vez haya una segunda entrega.